elblogdeponja

Just another WordPress.com weblog

Desmenuzando Windows 7: Redes e IE8

 

w7Windows 7 es el próximo sistema operativo de Microsoft. Como todas las semanas, seguimos con nuestro análisis profundo de este importante paso para los locales de Redmond. A continuación, redes e internet.

 

Redes

El centro de redes de Windows Vista ha sido ampliamente criticado debido al hecho de que mucha de su funcionalidad, la cual antes se podía descubrir fácilmente (o por lo menos la costumbre hace que se tenga esa percepción) ahora está escondida bajo capas y capas de cuadros de dialogo que intentan hacerla más “amigable”.

Para todos aquellos que esperaban cambios significativos en esta área, la noticia no es buena en gran medida, pues dicho panel no ha cambiado mucho en Windows 7, por lo menos a simple vista. Sin embargo, Microsoft si agrego una nueva opción para crear de forma muy fácil una red casera segura, la cual ha sido bautizada con el nombre de Homegroup.

Homegroup -el cual aparece por defecto en la etapa final de la instalación de Windows7, aun cuando se puede habilitar después- es asemeja a los asistentes de tareas de Microsoft de antaño pues el proceso de instalación se basa en responder preguntas sencillas:

Después de la explicación de rigor con respecto a que es Homegroup y cuáles son sus beneficios, el asistente le pregunta al usuario cuales son las carpetas que desea compartir. Se incluyen las bibliotecas de documentos, fotos, música, videos junto con las impresoras a las que esté conectado el PC.

Una vez que el asistente habilita los permisos en las carpetas asociadas, el asistente muestra una última pantalla en la cual se asigna una clave al azar. Las primeras veces que la gente tuvo contacto con esta pantalla, la reacción fue en general de rechazo por dos razones:

1. ¿Por qué el asistente esta asignando una clave al azar que además es difícil de memorizar?
2. ¿Por qué no puede el usuario asignar su propia contraseña?

La razón para estas dos interrogantes es algo sobre lo cual la gente tiene una percepción negativa cuando se menciona a Microsoft: seguridad. Dentro de los muchos estudios que ha realizado la empresa con respecto a los patrones de uso del sistema operativo hubo uno al cual se le puso mucha atención, el cual básicamente decía que la gente en términos generales por comodidad tiene practicas de seguridad que son realmente inseguras tales como no asignar claves a sus conexiones privadas o poner unas que se pueden adivinar fácilmente. En base a ello y en desmedro de la comodidad de las personas, Microsoft opto por poner una contraseña segura, al azar por defecto.

Suena interesante y la verdad también ya era hora que Microsoft implementara una forma de compartir archivos que fuese sencilla para usuarios con pocos conocimientos técnicos. En solo tres pasos se pueden compartir las carpetas más importantes con todas las personas que estén unidas a la red. Bueno, no con todas, solo con aquellos que tengan Windows 7. Si, desafortunadamente esta característica no es soportada ningún otro sistema operativo, lo cual hace que todo su atractivo inicial desaparezca, hasta por lo menos un par de años más.

Aparte de Homegroup, la única otra modificación con respecto a redes que se ha realizado en Windows 7 ha sido la interfaz de escritorio para conectarse a redes. Más que cualquier otra cosa, se ha remozado un poco visualmente pero la funcionalidad no ha cambiado ni se ha simplificado mucho con respecto a sistemas operativos anteriores.

Lo único que si no ha cambiado es que Windows 7 sigue teniendo un problema, presente en Vista que hace que a veces el SO se rehúse a conectarse a una red inalámbrica, con lo cual la única solución a ello es reiniciar el sistema. Considerando que ya Windows Vista tiene un service pack y medio (el segundo esta en beta desde antes de diciembre), es una vergüenza que algo tan básico como esto no haya sido corregido aun.

Internet Explorer

En general en esta serie de artículos de Windows 7, he escrito en tercera persona evitando al máximo juicios personales pasionales sobre este nuevo desarrollo de Microsoft, para evitar caer en favoritismo o crítica extrema. Sin embargo, al hablar del Internet Explorer 8, no puedo evitarlo.

Antes de comenzar, debo reconocer, probablemente para el desagrado de muchos, que mi navegador por defecto favorito es IE7. Si, no fue un error de escritura, el muy vapuleado IE7. Razones para ello se escapan del alcance del artículo, pero lo que sí puedo decir es que aun cuando tengo Firefox y Opera instalados en mi computador, rara vez los usé mientras tenia IE7. Esto cambio por completo con la última versión del navegador de Microsoft, pues ahora alterno entre los dos antes mencionados.

La razón sencilla para esto es que IE8 es malo, realmente malo. Cuando la empresa anuncio que IE8 sería un esfuerzo consolidado por acercarse a cumplir estándares, muchos celebraron esta decisión. Sin embargo, parece que a Microsoft le pudieron haber ocurrido una de dos cosas: o el esfuerzo fue muy pobre o el motor de IE se ha vuelto tan inmanejable que es difícil lograr algo mejor.

El apartado anterior se resume en algo sencillo, el navegador es incompatible con demasiadas paginas, que van desde Gmail hasta las páginas web que son generadas por Office con código que suele ser solamente compatible con navegadores Microsoft. Ejemplo de esto último, mientras estaba construyendo una página web, hice una tabla en Word y la pegue directamente en una interface TinyMCE, el resultado, Firefox y Opera crearon la tabla correctamente IE8, no. Simplemente asombroso.

No es excusa que el navegador tenga una opción de compatibilidad que permita que IE8 despliegue las páginas web en modo de IE7 y con ello, la mayoría de los problemas se arreglen, pues lo único que hace esto es validar que el motor de IE8 es deficiente. Si uno lo compara con cualquier otro navegador actual, el problema es aun pero pues sus competidores cada vez tienen menos problemas de compatibilidad entre una versión y otra.

Dejando un lado tantas críticas a IE8, algunas de las novedades que introduce este navegador son:

• Visor de código mejorado (el edito de código presente desde los primeros betas para versiones anteriores de Windows no está presente aquí)
• Mejor filtro para detección de paginas maliciosas
• Navegación privada (sin guardar historial de lo que se hizo AKA “pron mode”)
• Recuperación de pestañas cuando IE deja de funcionar y apertura de pestañas de sesiones anteriores
• Aceleradores

Este último punto es el único que es medianamente innovador con respecto a lo que ofrece la competencia. Se puede pensar que los aceleradores son una forma de gadgets para IE que permiten realizar diferentes tareas en base al texto que se selecciona. Por ejemplo, si se selecciona un párrafo y se tiene el acelerador de traducción, un click derecho en el párrafo seleccionado y la escogencia de la opción es todo lo que se necesita para realizar esta tarea. Probablemente algún usuario de Firefox se está riendo en este minuto de que esto es lo mejor que ofrece la nueva versión de Internet Explorer.

Antes de terminar este apartado, es importante resaltar que otra de las “características” de IE8 es su inestabilidad. Considerando que Windows 7 ha sido alabado por este mismo aspecto aun cuando se trata de un beta, pareciese ser que el titulo de beta de el SO se tiende más a ser por su navegador que por otra cosa. El promedio de pestañas que se deben abrir para que IE8 deje de funcionar en mi caso ha sido entre 10 y 15 (no necesariamente abriéndolas al tiempo, abrir tres, cerrar dos, abrir dos más, etc.). Cuando esto pasa, Windows pasa una eternidad –que de paso haciendo al equipo más lento- determinando cual es el problema para finalmente decir que solo hubo un fallo y que IE8 será reiniciado.

Por esta experiencia tan desastrosa con IE (la cual no ha sido mejor en Windows XP o Windows Vista con el RC1), cabe preguntarse si no será mejor que Microsoft borre IE de su mente –y de todos los discos duros de Redmond-, adopte otro motor de navegación y vuelva a partir de cero, mas considerando que la instalación de este navegador ya supero la barrera de los 30 MB, algo que solo puede significar una cosa: mucho código para reparar problemas. IE8 no tiene pinta de que va a mejorar, en el aire se siente algo similar a lo que le paso a Vista y ni el hecho de que se haya rotulado como RC1 ha mejorado esto.

El apartado de redes e internet sin duda es el punto más negro de Windows 7. Es cierto que IE8 es el que hace esfuerzos para llevarse el premio sin necesitar de las nuevas características de red de este sistema operativo. Sin embargo, considerando que el único cambio significativo en redes solo será útil para redes que tengan el ultimo sistema operativo ignorando las grandes cantidades de computadores instalados con Windows XP y los vapuleados usuarios de Windows Vista (no incluyo otros sistemas operativos pues son muy raras las veces en que Microsoft es generoso con sistemas operativos que no tengan el logo de la ventana) hacen que también por lo menos merezca una mención honrosa.

Comente este artículo

Anuncios

marzo 4, 2009 - Posted by | windows

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: